About the project

Que levante la mano quien sea fan de los postres dulces… ¡Yo la primera!

Aunque he de reconocer que mucha cantidad de dulce me empalaga. Siempre me ha pasado. Con muy poquito, consigo saciar esa necesidad que el cuerpo me pide de vez en cuando.

Pues bien, la receta de hoy es perfecta para estos casos. Es dulce y a la vez muy suave, para que no te canses y puedas terminarte el postre sin dejar nada en el vasito.

También puede ser un recurso para tomar a media mañana o media tarde. Pruébalo y me cuentas que te ha parecido, ¿te animas?

 

Dificultad: fácil

Cantidad: 6 vasitos

Utensilios: batidora o procesador de alimentos

 

Ingredientes

Para el yogur de anacardos

  • 1 taza de anacardos crudos

 

  • el zumo de 1/2 limón

 

  • 2 capsulas de probióticos

 

  • 1 pizca de sal

 

  • 1 taza de agua (limpia, la justa para triturar y preparar el yogur)

 

Para la granola casera

 

Para el dulce de manzana

  • 2 manzanas golden

 

  • 1 cucharada de sirope de ágave (o cualquier otro endulzante)

 

  • 1/2 cucharadita de canela en polvo

 

 

Preparación

  • Deja los anacardos en remojo unas 2h mínimo. Como siempre, lo ideal es dejar los frutos secos toda la noche sumergidos en agua y utilizarlos a la mañana siguiente.

 

  • Una vez remojados, escurre el agua  y añade el resto de ingredientes.

 

  • Tritura bien hasta que te quede una textura fina, parecida a la del yogur. Te aconsejo que añadas el agua despacio, para ir ajustando según la que necesites.

 

  • Coloca el yogur en un recipiente de cristal, tapado con un trapo limpio. Deja reposar unas 12h en un lugar fresco y seco. Verás como el yogur aumenta su tamaño debido a la acción de los probióticos. Tendrás el yogur listo para consumir. Guarda en la nevera hasta que lo necesites.

 

  • Prepara una granola casera. Aquí te dejo una receta parecida a la de la foto.

 

  • Prepara la manzana. Para ellos pela y saca el corazón de 2 manzanas.

 

  • Dispón en una fuente para horno las manzanas partidas por la mitad. Espolvorea con un poco de canela y la cucharada de endulzante.

 

  • Hornea durante unos 20 minutos a 180º

 

  • Una vez fría, tritura bien hasta conseguir una compota.

 

Montaje del vasito

  • Dispón un poco de granola en el fondo de un vaso. A continuación añade el yogur reservado y finalmente el dulce de manzana.

 

  • Si preparas varios vasitos, puedes alternar el orden de la combinación, poniendo por ejemplo el yogur en el fondo, la granola en el centro y la manzana al final. Juega con tus preferencias!

 

Lo único que tendrás que tener en cuenta a la hora de preparar este postre, son los tiempos de preparación de cada una de los pisos. Por lo demás, ¡te aseguro que es muy fácil!

 

¿Que te parece? ¿Te gusta la combinación?