About the project

¿A quién no le gusta el chocolate?

Los chocolates convencionales son productos creados por la industria alimentaria para satisfacer las necesidades de los consumidores de ofrecer al cuerpo algo dulce. El componente principal de estos chocolates es el azúcar, y como bien sabemos, debemos dejar su consumo para ocasiones muy muy puntuales (o incluso eliminarlo del todo de la dieta, ya que el azúcar como tal, aunque nos hagan creer lo contrario, no es necesario para).

Hoy os traigo una salsa sin nada de culpa, ideal para acompañar con algo de fruta, para terminar de decorar un postre, para una crêp duce o para lo que se os ocurra!

Además, se conserva en perfectas condiciones en un tarro de cristal en la nevera durante varias semanas. ¿Verdad que suena genial?

Pues espera a probarla porque te aseguro que engancha!

 

Dificultad: muy fácil

Cantidad: 1 tarro de unos 250-300g

 

Ingredientes

  • 1 taza de aceite de coco
  • 4 cucharadas de cacao puro en polvo
  • 8 cucharadas de sirope de ágave crudo (o cualquier otra melaza que os guste)
  • 1 c de vainilla líquida
  • 1c canela

 

Preparación

  • Derrite el aceite de coco al baño maria, a fuego muy lento para no estropear sus propiedades. En verano no hará falta este paso, pues el aceite de coco está líquido en esta época del año.

 

  • Mezcla el resto de ingredientes junto con el aceite. Puedes utilizar unas varillas para que todos los ingredientes se integren bien o bien utilizar una batidora de mano durante unos segundos.

 

  • Conserva en un frasco de crital limpio en la nevera. Tendrás que tener la precaución de sacar unos minutos antes de utilizarla para que adquiera la textura ideal para consumir.

 

Fácil ¿verdad? Ahora solo falta que la pruebes y me digas que te ha parecido 🙂