About the project

Me encantan las cremas!

Casi, casi, podría decir que es mi manera favorita de tomar verduras. Las combinaciones son infinitas, a veces más sofisticadas y otras con los restos que tengamos en la nevera.

Sea de una forma u otra, a mi me solucionan las cenas de muchos días de invierno. Y pocas veces los niños dicen «no» a un buen puré de verduras.

La de hoy, además tiene un plus añadido: es de color rojizo debido a la remolacha, con lo cual nos salimos de la típica crema de color verde o naranja.

La salsita de almendras le aporta, además, grasas saludables. Con lo cual ya tenemos gran parte del plato resuelto

  • Dificultad: fácil
  • Cantidad: 2 raciones
  • Utensilios: horno convencional y robot de cocina

 

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1/2 remolacha
  • 1 manzana
  • 2 tazas de caldo vegetal
  • AOVE
  • sal
  • orégano

Para la salsa de almendras

  • 1 puñado de almendras remojadas 2h (preferiblemente toda la noche)
  • zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharada sopera de levadura nutricional
  • agua

 

Preparación

  • Enciende el horno a 180º

 

  • Lava, pela y corta a trozos no muy pequeños la manzana

 

  • Haz lo mismo con la cebolla, la zanahoria y la remolacha

 

  • Coloca todas las verduras en una fuente para horno, añade sal, aceite y una pizca de orégano según prefieras

 

  • Introduce en el horno unos 30 minutos aproximadamente, hasta que las verduras estén tiernas y a la vez firmes. A mitad de cocción, dales la vuelta, vigilando que no se quemen

 

  • Cuando estén listas, retíralas del horno y tritúralas en un robot de cocina junto con las 2 tazas de caldo vegetal

 

  • Reserva

 

Para la salsa

  • Tritura todos los ingredientes de la salsa. Ves añadiendo agua poco a poco, hasta que vaya adquiriendo la consistencia deseada

 

  • Sirve el puré en un bol o plato y añade la salsa por encima

 

Solo queda disfrutar!

Que te ha parecido? Más fácil no puede ser, verdad? Si la haces no dudes en comentarme que te ha parecido