About the project

La leche de almendras hecha en casa no tiene nada que ver con la que encontramos en los supermercados. Es fácil y rápida de hacer, y su sabor es inmejorable.

Las almendras son ricas en vitamina E, la cual protege a las membranas celulares de daños externos. Son ricas en antioxidantes que luchan contra el daño oxidativo y el envejecimiento prematuro.

Así pues, no lo dudes.  A partir de hoy prepárate tus propias leches de frutos secos en  un plis plas!

  • Fácil
  • Cantidad: 1 litro de bebida vegetal

 

Ingredientes

  • 200-250g de almendra cruda con piel
  • 1l de agua purificada

 

Preparación

  • Como paso previo, debes poner las almendras en remojo unas 8h. Lo ideal es ponerlas la noche anterior, así por la mañana podrás preparar tu leche

 

  • Escurre el agua de remojo y pela las almendras. Lleva un poco de tiempo. Si te quieres ahorrar este paso, puedes comprar almendras repeladas, que aunque no son crudas 100%, son una alternativa saludable también

 

  • Pon las almendras junto con el agua dentro de un robot de cocina de gran potencia. Tritura a velocidad máxima durante almenos 1 minuto

 

  • Con un colador fino, un trapo de algodín limpio o un bolsa especial para hacer leches, cuela el líquido obtenido.

 

  • Por una parte obtendrás la leche, y por otra quedará toda la fibra….que puedes aprovechar para hacer algún queso vegetal por ejemplo!

 

  • Guarda en la nevera, en una botella de cristal preferiblemente, un máximo de tres días (estoy segura que durará menos )

 

Y ahora, después de ver lo fácil que es, te animas a probarlo? Haces normalmente leches vegetales en casa? Cuales te gustan más? Me encantará saber tus preferencias