About the project

Si hay algo que no puede faltar en verano es un buen gazpacho fresquito en la nevera. En casa lo tomamos a todas horas…para desayunar, de entrante en una comida, a media tarde si apetece comer algo o como cena en esas noches de verano en la terracita.

Hoy te traigo una versión más suave, para que los niños puedan tomarlo también y no haya excusas para que toda la familia coma sano.

Además, el licopeno del tomate junto con todos los betacarotenos de las hortalizas y la multitud de antioxidantes lo hacen el complemento ideal para proteger nuestra piel del sol….si es que la naturaleza es sabia y sabe exactamente que ofrecernos en cada época del año.

En esta receta, yo acostumbro a utilizar todos los ingredientes ecológicos. Me gusta utilizarlos enteros con su piel.

 

Dificultad: fácil

Cantidad: 1,5litros

Utensilios: batidora de gran potencia o batidora de mano

 

Ingredientes

  • 1Kg de tomates maduros

 

  • 2 manzanas golden

 

  • 1 pimiento verde

 

  • 1/2 pimiento rojo

 

  • 1/2 pepino

 

  • 1d de ajo (opcional)

 

  • 1/2 vaso de AOVE

 

  • 2C de vinagre de manzana

 

  • 1c de sal

 

  • 10-12 cubitos de hielo

 

  • agua

 

 

Preparación

  • Lava bien todas las hortalizas. Como he comentado antes, siempre que sea posible escoge productos ecológicos  ya que utilizaremos la piel en la mayoría de ellos.

 

  • Pela el pepino y las manzanas, y saca el corazón de éstas últimas.

 

  • En un robot de cocina, introduce los tomates partidos por la mitad, las manzanas, el pimiento verde, rojo, el pepino, el ajo, el aceite, el vinagre, la sal y el hielo. Tritura a máxima potencia hasta que no quede ningún grumo (yo acostumbro a dejarlo unos 2 minutos mínimo).

 

  • Si tienes una batidora de brazo, puedes hacerlo igual. En este caso tendrás que tener un poco más de paciencia hasta que la textura sea lo más fina posible. Si quieres también puedes colarlo por un colador fino o maya.

 

  • Una vez triturado todo, añade un poco de agua (un vaso aproximadamente) y vuelve a triturar.

 

  • Rectifica de sal y vinagre si fuese necesario.

 

  • Deja enfriar mínimo 2 horas en la nevera y…..¡listo!

 

¿Has visto que fácil? Ahora ya tienes un cóctel de vitaminas preparado para cualquier momento del dia…recuerda: desayuno, comida, merienda o cena 🙂