About the project

Galette. Especialidad gastronómica francesa, variante de la tradicional crêp, en la que se utiliza harina de trigo sarraceno y por lo tanto, es libre de gluten.

Hoy te traigo una crêp un tanto diferente, y es que es una crêp salada o galette Bretonne, ideal para comer como plato único acompañada de una buena ensalada de verdes o para cenar tipo «fast food» pero sano sano y cuidando de nuestra salud. Además, al estar hecha de trigo sarraceno, es mucho más fácil de digerir ya que éste no contiene gluten.

Los niños están acostumbrados a las típicas crêps dulces, rellenas de chocolate, y que nada hacen para cuidar de su pequeño cuerpo en crecimiento.  Deberíamos, poco a poco, darles otras opciones e invitarles a probar texturas y sabores nuevos. Como siempre digo, solo desde el amor y el respeto conseguiremos los cambios deseados.

Introducir verduras y hortalizas en todas nuestras comidas es esencial si queremos tener unos hijos sanos el día de mañana. Para mí es una prioridad y por eso hoy te traigo esta versión, fácil y rica, de sabores muy suaves para que la puedas introducir también en tu casa y compartirla con los tuyos.

 

Dificultad: fácil

Cantidad: 3-4 gallettes

Utensilios: horno convencional, batidora tipo minipímer

 

Ingredientes

  • 1 taza de trigo sarraceno en grano remojado toda la noche
  • 1,5 taza de agua para elaborar la galette
  • 1 calabaza
  • 1/4 de coliflor
  • 2 dientes de ajo
  • queso de almendras (opcional)
  • AOVE
  • sal
  • orégano

Para la salsa

  • 1 CS de tahin
  • 1 cp de tamari o salsa de soja
  • unas gotas de limón
  • agua necesaria para lograr textura de salsa

 

Preparación

Masa

  • Deja en remojo el trigo sarraceno unas 8h mínimo. Yo lo que hago es dejarlo toda la noche, así lo tengo listo para utilizar a la mañana siguiente cuando lo necesite.

 

  • Una vez pasadas las 8h, escurre bien bajo el grifo. Ahora cubre con el agua. La cantidad de agua puede ser variable.

 

  • Añade una pizca de sal y tritura. Si ves que queda muy espeso, añade un poco más de agua hasta que la textura sea la ideal para hacer un crêp.

 

  • Reserva la masa hasta el momento de elaborar las galettes.

 

Relleno

  • Limpia y pela la calabaza. Córtala en cubitos pequeños y dispón en una bandeja de horno. Añade el aceite, la  sal y un poco de orégano e introduce en el horno a 180º unos 20′. Al estar cortada a daditos pequeños, la calabaza se cocinará rápido. Vigila de vez en cuando para que no se cocine demasiado y los daditos queden enteros.

 

  • Mientras prepara la coliflor. Con un cuchillo, córtala muy pequeña, casi casi como si fuese arroz.

 

  • Trocea los dientes de ajo muy pequeños y saltéalos junto a la coliflor unos minutos con un poco de sal y aceite.

 

Salsa

  • Mezcla todos los ingredientes y tritura bien. Ajusta de agua si crees necesario.

 

Montaje de la galette

  • Caliente una sartén pintada con un poco de aceite.

 

  • Cuando esté bien caliente, añade un poco de masa hasta cubrir toda la base. Cuando empiecen salir burbujitas, dale la vuelta y cocina un poco más. Haz lo mismo con el resto de masa.

 

  • Retira del fuego y coloca la galette en un plato. Rellena con la calabaza asada, un poco de coliflor y si quieres darle un toque espectacular, añade unos trocitos del queso de almendras que te propongo. Queda realmente delicioso, aunque es totalmente opcional.

 

  • Cierra la galette y salsea por encima.

 

Y listo! En poco rato (sin contar las horas de remojo) podemos disfrutar de un plato delicioso y lleno de salud!

Ya les das suficientes verduras a tus hijos? Les gusta probar nuevos sabores?