About the project

Qué maravilla es poder hacer crackers en casa, sabiendo en todo momento los ingredientes que estás utilizando y adaptándolos a tus gustos y preferencias.

Los crackers son una opción ideal para tomar como apertivo, con un poco de hummus o alguna otra salsita que te guste. Solos también están deliciosos, y pueden sustituir a las patatas fritas de bolsa cuando apetece picar algo entre horas.

Hoy he optado por ponerle curry, una mezcla de especias típica de la cocina hindú. La verdad es que el resultado es espectacular! Una explosión de sabores de lo más exóticos que no deja indiferente a quién se decide a probarlos. ¿Te animas tu también?

 

Cantidad: 3 bandejas del deshidratador

Dificultad: fácil-media

Utensilios: procesador de alimentos, deshidratador

 

Ingredientes

  • 1 taza de semillas de lino dorado

 

  • 1 taza de semillas de girasol

 

  • 4 zanahorias

 

  • 1/2 calabacín

 

  • 4-5 tomates deshidratados

 

  • 2d de ajo

 

  • 2 cucharadas postres de curry

 

  • 1/2 cucharada postres de orégano

 

  • 1 cucharada AOVE

 

  • sal

 

  • 1/2 taza de agua

 

 

Preparación

  • Pon en remojo las semillas de lino y las de girasol, por separado, un mínimo de 4h. Lo ideal es dejarlas en remojo toda noche, así por la mañana las tendrás listas para utilizar.

 

  • Pon en remojo el tomate deshidratado. En este caso con 1-2 horas será suficiente.

 

  • Pasado los tiempos de remojo, escurre las semillas de girasol. Las de lino no hace falta escurrirlas.

 

  • En un procesador de alimentos de gran potencia, tritura las semillas de girasol y lino. Deberá quedar una masa bastante compacta.

 

  • Pela y corta a trozos no muy grandes las zanahorias y el calabacín.

 

  • Introduce el resto de ingredientes (zanahorias, calabacín, tomates deshidratados con el agua de remojo, ajo, curry, orégano, AOVE y sal) y tritura todo junto. Añade un poco agua si ves que es necesario.

 

  • Rectifica de sal y especias dependiendo de tus gustos.

 

  • Coloca la masa sobre las láminas de paraflex (especiales para deshidratar) o de papel de hornear, e introduce en el deshidratador a 41º durante unas 12h. Pasado este tiempo, dáles la vuelta y deshidrata unas 12h más. Comprueba que estén lo suficientemente crujientes antes de sacarlos del deshidratador.

 

  • Puedes marcar los ckrackers en el momento de darles la vuelta o por el contrario romperlos de manera irregular una vez terminados.

 

  • Si no tienes deshidratador, puedes hacerlos en el horno, a temperatura mínima (sueles ser 50º) y con la puerta entreabierta.

 

  • Guárdalos en un tupper hermético para poder disfrutarlos cuando te apetezca!

 

Con hummus, olivada, pesto, cremas de frutos secos….¿cómo te los vas a comer?